Deprecated: ¡La función _register_controls ha quedado obsoleta desde la versión 3.1.0! Usa Elementor\Controls_Stack::register_controls() en su lugar. in /home/customer/www/marketinginvicto.com/public_html/wp-includes/functions.php on line 5379

Deprecated: ¡La función Elementor\Controls_Stack::_register_controls ha quedado obsoleta desde la versión 3.1.0! Usa Elementor\Controls_Stack::register_controls() en su lugar. in /home/customer/www/marketinginvicto.com/public_html/wp-includes/functions.php on line 5379

Deprecated: ¡La función Elementor\Core\Responsive\Responsive::has_custom_breakpoints ha quedado obsoleta desde la versión 3.2.0! Usa Plugin::$instance->breakpoints->has_custom_breakpoints() en su lugar. in /home/customer/www/marketinginvicto.com/public_html/wp-includes/functions.php on line 5379

Deprecated: ¡La función _register_skins ha quedado obsoleta desde la versión 3.1.0! Usa Elementor\Widget_Base::register_skins() en su lugar. in /home/customer/www/marketinginvicto.com/public_html/wp-includes/functions.php on line 5379

Deprecated: ¡La función _register_controls ha quedado obsoleta desde la versión 3.1.0! Usa Elementor\Core\DynamicTags\Base_Tag::register_controls() en su lugar. in /home/customer/www/marketinginvicto.com/public_html/wp-includes/functions.php on line 5379
Walt Disney biografía - Marketing Invicto
Deprecated: ¡La función _register_controls ha quedado obsoleta desde la versión 3.1.0! Usa Elementor\Controls_Stack::register_controls() en su lugar. in /home/customer/www/marketinginvicto.com/public_html/wp-includes/functions.php on line 5379

Deprecated: ¡La función Elementor\Controls_Stack::_register_controls ha quedado obsoleta desde la versión 3.1.0! Usa Elementor\Controls_Stack::register_controls() en su lugar. in /home/customer/www/marketinginvicto.com/public_html/wp-includes/functions.php on line 5379

Walter Elias Disney

Datos

Nombre completo: Walter Elias Disney
Fecha de nacimiento: 5 de Diciembre de 1901
País de origen: Estados Unidos (Chicago)
Ocupación: Empresario, director y productor de cine, guionista
Una cita:
Primero piensa. Segundo sueña. Tercero cree. Y finalmente, atrévete.

Deprecated: ¡La función _register_controls ha quedado obsoleta desde la versión 3.1.0! Usa Elementor\Controls_Stack::register_controls() en su lugar. in /home/customer/www/marketinginvicto.com/public_html/wp-includes/functions.php on line 5379

Nacido el 5 de diciembre de 1901 en Chicago  Walter Elias Disney, conocido más por Walt Disney, fue un dibujante, magnate y visionario que se convirtió en un símbolo de la cultura norteamericana del siglo XX. 

La infancia y juventud de Walt Disney

Siendo apenas un bebé, Disney se trasladó junto a su familia a una granja cerca de Marceline, una pequeña ciudad en el estado de Missouri –y que, según cuentan, le serviría de inspiración años después para diseñar la calle principal de Disneylandia–. 

Además, al haber nacido en una familia humilde Disney siempre ayudó a su familia a cuidar de la granja y sus animales junto a sus 4 hermanos. Este hecho marcaría más adelante muchas de sus peliculas al predominar siempre un paisaje rural.

Interesado en el dibujo y la pintura, el pequeño Walt vendió sus primeros bocetos a sus vecinos cuando apenas contaba siete años.

Aún así y a pesar de lo que pudieran pensar muchos, Diseny jamás destacó en la escuela. Ni en el dibujo ni en ninguna otra temática. De hecho, cuando empezó la primera guerra mundial se fue de cabeza a Europa.

Inspirado por las aventuras de su hermano Roy llegó a falsificar su edad para poder ir a la guerra. A pesar de su entusiasmo, jamás llegó a pisar el frente, sirviendo de conductor de ambulancias durante gran parte de la guerra.

Su paso por Europa también le influiría en muchos de sus paisajes de las películas que más adelante dibujaría.

Sus primeras empresas y primeros fracasos

El sueño de Walt Disney era convertirse en artista, y para ello se trasladó a Kansas City. Allí entró a trabajar como aprendiz en la agencia Pesmen-Rubin Commercial Art Studio, donde conoció a Ubbe Iwerks, un animador estadounidense y técnico en efectos especiales –que en el futuro participaría activamente en la creación de Mickey Mouse–. 

Su amistad les llevó a fundar una empresa, la Iwerks-Disney Commercial Artists, pero el sueño apenas duró un mes ya que Disney prefería un empleo seguro, por lo que entró a trabajar en la Kansas City Film Ad.

Dos años después, Disney creyó que ya había adquirido todos los conocimientos necesarios para emprender un nuevo proyecto. En 1922 fundó la empresa Laugh-O-Gram Films y se dedicó a hacer cortos infantiles como Cenicienta o El gato con botas. 

Aunque sus habilidades en el dibujo ya eran notables los números de la empresa seguían sin salir. ¿Su problema? Creaban un producto genial pero tardaban demasiadas horas en realizarlo, lo que lo convertía en poco rentable.

Al final entre su falta de gestión y la quiebra de su principal cliente Disney cerró la empresa y se trasladó a Hollywood en 1923.

Su idea era empezar a trabajar en el cine convencional.

Buscando trabajo y el conejo afortunado

Cansado de picar puertas y no encontrar trabajo. Decidió arreglarselas por su cuenta y montar de nuevo una empresa con su hermano Roy y su antiguo socio Ubbe Iwerks.

Gracias a que su antiguo socio dominaba la parte técnica, Walt se pudo dedicar a lo que mejor se le daba: crear personajes, guiones y dirigir pequeños cortos.

Con esto en mano los 3 socios mostraron a diversas productoras los trabajos que habían ido creando a lo largo de los años. Finalmente una empresa apostó por ellos. Universal Studios

Y no solo eso, sino que la llevaron a lo más alto.

Gracias al personaje Oswald, el conejo afortunado, Disney y sus socios se vieron con el derecho a pedir a la productora que les aumentara el sueldo.

Universal no solo se negó sino que les despidió quedándose con el 100% de los derechos del personaje creado por Walt y su empresa.

Fue un momento duro para Disney, pero decidió contratacar.

El nacimiento de Mickey Mouse

Crearía un nuevo personaje, uno que se parecería curiosamente a Oswald pero que sería mucho más recordado. Eran 1928, el nacimiento de Mickey Mouse.

A pesar de que hoy su fama es mundial, el pequeño ratón no tuvo éxito al principio. Sus cortos eran entretenidos pero no destacaban sobre la competencia.

Fue entonces cuando Disney decidió ir un paso más allá haciendo pequeños cortos con sonido. De hecho, fue él mismo el que se encargó de darle voz a Mickey Mouse al principio.

Su estrategia era pionera, nadie más producía cortos con sonido y el éxito empezó a ser cada vez más evidente.

A pesar de todo, las diferencias entre Ubb Iwerks – el principal socio de Disney y su mejor animador – debido a que Ubb no se sentía valorado en la empresa acabó con la relación. Ubb se marchó y Disney tuvo que sustituirle.

Dando paso a la animación

Para que la pérdida de un dibujante o un empleado no volviera a afectar tanto como la de Ubb la empresa empezó a ofrecer clases de animación gratuitas a sus empleados.

De esta manera conseguían aumentar las habilidades de sus dibujantes y fortalecer su vínculo con la empresa. En ellas estudiaban cómo animar cualquier dibujo gracias al estudio de los movimientos tanto de personas como de animales. Así como aprendían nuevas tecnologías para seguir mejorando más y más las animaciones que producía Disney.

Llegando a convertirse en una escuela de animación.

El primer gran éxito: Blancanieves

Fue en ese momento cuando Walt Disney y la compañía se vieron preparados para un nuevo reto. Un reto que hubiera asustado a cualquier estudio de animación, pero no a ellos.

Era la hora de crear un largometraje.

El problema principal era la limitada tecnología del momento y la de recursos que se debían emplear para poder producir algo animado. Por esto el sector estaba ya habituado a conformarse con pequeños cortos en lugar de películas.

Pese a todo, Disney tenía toda la determinación para cambiarlo.

Y tras 2 años de trabajo, quintuplicar el presupuesto inicial y grandes sacrificios Blancanieves y los 7 enanitos dieron a la luz. Dando lugar a uno de los clásicos más recordados de la infancia.

El éxito fue arrollador y se convirtió en la película más taquillera del momento.

De hecho llegó a ganar un Óscar.

Tan buen recibimiento dejó a Disney una lección clara: debía seguir arriesgando, innovando y sobretodo siguiendo su instinto para cada vez hacer cosas que hicieran soñar más.

Tras Blanca Nieves llegaron Pinocho y Fantasía, 2 películas que a pesar de ser una maravilla de la animación no tuvieron el éxito esperado. Fracasaron a nivel económico al tener un presupuesto desorbitado que se comía cualquier ganancia que pudieran tener.

Aún así, la peor noticia para la empresa estaba por llegar.

La huelga de los trabajadores de Disney

Presupuestos tan altos y películas tan exigentes obligaron a los ya más de 2.000 trabajadores de la empresa a hacer horas extra, a contrapartida de su salario el cual no había aumentado y era bastante bajo.

Esto llevó a gran parte de la plantilla a realizar una gran huelga que paralizaría el estudio durante varios meses. Finalmente Disney accedió a aceptar mejorar las condiciones de sus trabajadores.

A pesar de esto Disney seguía con cierto rencor hacia sus trabajadores y en cuanto la ley lo permitió despidió a muchos de los que habían organizado la huelga. Dañando así parte de la buena fama que tenía la compañía.

Dumbo, Bambi y otros éxitos

Aún así, esto no afectó a sus ventas y durante esta época se produjeron grandes películas como Dumbo o Bambi que devolvieron el prestigio a Disney

Con la empresa rindiendo y produciendo al 100% y volviendo a arriesgar Disney apostó esta vez por la pequeña pantalla. 

Realizando películas infantiles de acción real y documentales que tuvieron un gran éxito.

Con esta nueva inyección de dinero la empresa se dispuso a crear nuevas películas. Entre ellos el que sería la favorita de Walt Disney: Cenicienta. A esta le siguieron Alicia en el País de las Maravillas y Peter Pan.

Disneyland, el gran sueño y retiro

De hecho, tanto éxito tuvieron sus películas que la empresa decidió unir todos sus universos en un gran parque temático: Disneyland.

Siguiendo con su idea de siempre innovar, Walt decidió cambiar un concepto acerca de su nuevo parque de atracciones. Los visitantes no serían clientes, sino invitados.

Este simple cambio de concepto mejoró muchísimo la experiencia dentro del parque de atracciones dando lugar a un servicio al cliente realmente bueno.

Tras la apertura del parque Disney empezó a preparar su retiro, dejando la dirección de la compañía en manos de sus dibujantes más experimentados y trabajadores más veteranos.

Estos seguirían el legado de Walt produciendo películas cada vez mejores y con un guión memorable que todavía hoy seguimos disfrutando.

Poco después de su retirada Disney fue diagnosticado con cáncer de pulmón y murió en poco tiempo.

A día de hoy Walt Disney sigue siendo recordado como uno de los artistas más grandes que ha tenido el siglo XX, no solo por su habilidad e imaginación sino por su atrevimiento de llevar todas esas ideas al alcance de niños, adultos y cualquiera que quiera imaginar.

Como él bien decía. Si tienes una idea, la mejor forma de empezar es dejar de hablar y ponerse manos a la obra.