fbpx

Día 14. Matías Prats y los chistes

LinkedIn
Twitter
Facebook

El periodismo siempre ha sido un arte. Pero desde hace unos años se ha vuelto robótico.

Mismas noticas, mismo lenguaje, misma objetividad bañada en partidismo según de donde vengan los euros.

Cuando estandarizamos el trabajo, el valor humano se va al garete y con él, el valor de una profesión. Cuando da igual quien escriba un artículo, lo puede escribir cualquiera. Incluso un bot.

Si cualquier periodista recién salido de la facultad es válido para escribir la noticia, estamos más en el mercado de los robots que en el de las personas.

Hay más periodistas que artículos valiosos por escribir. Normal que se paguen sueldos bajos.

Nos pagan por algo más. Por aportar valor humano a nuestro trabajo. Lo humano no es replicable. Lo humano no lo puede hacer un robot. Lo humano es inolvidable.

Nos pagan por ser humanos.

Nos pagan por ser un poco más como Matías Prats y sus chistes.