Deprecated: ¡La función Elementor\Core\Responsive\Responsive::has_custom_breakpoints ha quedado obsoleta desde la versión 3.2.0! Usa Plugin::$instance->breakpoints->has_custom_breakpoints() en su lugar. in /home/customer/www/marketinginvicto.com/public_html/wp-includes/functions.php on line 5379

Deprecated: ¡La función _register_skins ha quedado obsoleta desde la versión 3.1.0! Usa Elementor\Widget_Base::register_skins() en su lugar. in /home/customer/www/marketinginvicto.com/public_html/wp-includes/functions.php on line 5379
Lección 3: La línea roja (Narcos) - Marketing Invicto
Deprecated: ¡La función _register_controls ha quedado obsoleta desde la versión 3.1.0! Usa Elementor\Controls_Stack::register_controls() en su lugar. in /home/customer/www/marketinginvicto.com/public_html/wp-includes/functions.php on line 5379

Deprecated: ¡La función Elementor\Controls_Stack::_register_controls ha quedado obsoleta desde la versión 3.1.0! Usa Elementor\Controls_Stack::register_controls() en su lugar. in /home/customer/www/marketinginvicto.com/public_html/wp-includes/functions.php on line 5379

Lección 3: La línea roja (Narcos)

Una opinión poco popular antes de ir al turrón

Me vi las 2 primeras temporadas de Narcos como quien se zampa una tableta de chocolate. Casi de una sentada.

Y hoy, a Marzo de 2022, todavía me quedan 15 dolorosos episodios de Breaking Bad. La empecé en 2017.

La premisa de Breaking, es mucho mejor que la Narcos.

Breaking Bad tiene más contraste y además no te sabes el final (como en Narcos) porque no se basa en algo real.

Pero hay una diferencia entre las dos que te permitirá que, aunque tu premisa no sea la mejor del mundo, tu historia sí que enganche.

Está claro que la premisa debe ser digna, pero el cómo cuenta más que el qué para mantener la atención.

Breaking Bad será una obra de arte cinematográfica. Con un guion cuidado, con giros de trama espectaculares, con unas actuaciones de puta fábula y unos personajes profundos como la voz de un tenor.

… Pero es asquerosamente lenta y pesada de ver.

Sé que hay miles de fans de Breaking Bad y si la ves con colegas puede ser una maravilla.

Pero no tiene nada que ver la experiencia de ver como un tío se degrada poco a poco, con una fotografía deprimente y unos personajes cada vez más oscuros… a ver el primer capítulo de Narcos.

Narcos será peor cine, pero tal cómo se cuenta, es un caramelo para el espectador.

Consiguen que te acabe cayendo bien Pablo Escobar porque lo humanizan pero no para degradarlo, sino para mostrar a un hombre malvado que tenía su parte humana.

También hay más humor y es mucho más distendida. Deja respirar al que la ve.

Con Walt, de Breaking, hacen esa narración angustiosa, pesada y lenta. Te llevan hacia un precipicio sin freno de mano y acaba generando la angustia cercana al terror, pero con mal sabor de boca.

¿Cuál es la diferencia?

Pues esto depende de ti.

Elige historias que no sean desagradables de consumir y que escondan una moraleja benigna del mundo.

Ojo, hay historias deprimentes que pueden ser persuasivas, pero en general tienen peligro de dejar mal cuerpo.

El mensaje de Narcos es algo como: menuda la que liaron los narcos en los 80 y 90 y vaya aventura atrapar al cabrón de Escobar.

El de breaking sería: mira a un tío normal que se va volviendo cada día más cabrón y desgañitando mentalmente.

Esto por ejemplo, no pasa en You, donde el viaje del villano es más inocente, menos degradante. Más agradable de ver porque lo salpican con humor, con parodia y alimentando el debate moral.

Así que antes de escribir, contar o narrar, pregúntatelo: ¿Es fea la moraleja de esta historia? ¿Me gustaría escuchar algo así? ¿Enseña algo?

Hecho esto, vamos a los detalles.

Cómo estirar la atención a lo largo de tu historia sin convertirla en un chicle usado

En la lección 2 pusimos el primer pilar: una buena premisa.

Nuestro trabajo ahora es empujar ese gancho hacia el final.

Para esto tienes varias herramientas, pero la principal es crear un círculo alrededor de ese “gancho” que has creado con tu premisa.

En Narcos, toda la historia se basa en la persecución a Escobar. No te dicen desde el primer capítulo: «Oye, lo atrapamos aquí o allí».

Sino que te cuentan todo lo que supone esa búsqueda:

  • Las anécdotas locas con sus sicarios.
  • Las operaciones especiales.
  • La lucha con el gobierno colombiano para coordinarse.
  • Los militares corruptos.

Esto quiere decir que jamás debes contar los hechos de forma plana, sino dejar que la parte más importante de la historia (el misterio) se mantenga oculta.

No sé si has visto The Game. Supongo que sí, es de 1997 y es un peliculón (no digo spoilers).

Pues ahí el protagonista es un millonario arrogante al que su hermano le regala una tarjeta de una empresa de entretenimiento.

Es una empresa que organiza “juegos” a sus clientes. Tras unas pruebas para ser admitido, la empresa le dice que no ha pasado el examen y… partir de ahí empieza el juego.

Toda la historia gira en torno a una pregunta: ¿De qué va el juego?

Su trabajo es darte pistas (verdaderas y falsas) de lo que es y no es. ¿Cómo? Pues te muestran las putadas que le pasan al protagonista, los misterios, las trampas y el caos que él mismo no entiende.

Y tú sigues en la pantalla pensando Joder, pero dilo ya.

Esa es la gracia.

Tu historia debe ser como lo que dijo Hemingway: contar lo máximo, con lo mínimo y dejar que el espectador se imagine la parte que falta. Esto es persuasivo porque ese hueco lo llena el lector con su propia imaginación y sentimientos.

Es la diferencia entre un telegrama de hechos y acariciar el intelecto y las emociones de tu lector.

Pongamos un ejemplo.

(Historia tipo telegrama)

Sonó el despertador y me levante. Tenía que llegar a las 10,00 a la Universidad, era el día de mi graduación como ingeniero químico. Me lavé los dientes, me duché y fui al coche.

Tenía ganas de ver a Carla, me gustaba desde hacia 5 años y me iba a declarar ese día. Al final no se lo dije. Me fui a dormir.

(Historia empujando el misterio)

Me desperté con el repiqueteo del despertador, aunque me olía que esa noche solo había soñado con ella. Era un día especial, pero no por lo que pensarían todos.

No importaba si hoy me graduaba como ingeniero químico, sino otra cosa. Me meti en la ducha de un salto y noté como a pesar de llevar solo 10 minutos despierto me palpitaba el corazón como una maraca. Había algo que me apetecía mucho más que coger mi diploma.

Es un ejemplo tonto, pero quiero que te fijes como empujamos el misterio hacia adelante en el segundo párrafo.

Creamos una línea roja al rededor de la incógnita; así la zanahoria que persigue nuestro lector sigue adelante y su atención, con nosotros.

Si haces esto bien, primero creando una buena premisa y segundo empujando ese misterio y rodeándolo, tienes asegurado que el lector querrá llegar al final.

En la lección 4 veremos más detalles de cómo narrar esos hechos. Verás la GRAN diferencia entre una historia que emociona y una que es un telegrama de hechos.

Te contaría técnicas de cómo mantener esa atención, pero eso ya será trabajo de la lección 5.

Vaya, que yo también te voy a dejar a medias, como una buena historia.
Nos leemos mañana.
Un abrazo.